Consejos para habitaciones de niños

Consejos para habitaciones de niños

¿Vas a crear la habitación para tus hijos? ¿Quieres darle un toque animado en el que su imaginación se desarrolle correctamente pero en el que además se sienta a gusto y en el que descanse plácidamente cada noche? A continuación te vamos a ayudar con todo ello a través de una serie de consejos prácticos para decorar una habitación para niños.

Las pautas que vamos a ofrecerte por supuesto que no son máximas inamovibles, que al final la última palabra es vuestra, pero son orientaciones que te pueden ser muy útiles para encontrar la habitación perfecta que estabas buscando.

Lo primero que queremos animarte a crear en la habitación de tus pequeños son diferentes zonas de acción. Y es que así como en los dormitorios de adultos sobre todo se busca el descanso, en las habitaciones infantiles se juega, se hacen deberes, se descansa, etc. Y lo mejor es que las zonas para cada una de esas actividades estén separadas y bien diferenciadas.

Por tanto en la medida de lo posible debemos crear un espacio para el descanso, otro para el juego y otro para el estudio. Debemos crear un último espacio para el almacenamiento, aunque éste último lo nombramos a parte porque es aconsejable que éste se mezcle con los demás, aunque sin que se note. ¿Qué queremos decir con ello? Pues que puedes escoger muebles que realicen dos funciones a la vez, como camas con cajones inferiores para guardar cosas, y muebles de ese estilo.

El color de las diferentes zonas puede variar, pero esto lo haremos con pequeños detalles. Es decir, que no queremos que tengas cada pared de un color, pero a través de accesorios o pequeños trucos sí puede colocar pinceladas de color en las diferentes zonas.

En la zona de descanso sí que optaremos por tonos neutros que inciten al descanso, pero para la zona de juegos podemos colocar color y diversión a través de vinilos decorativos para paredes o muebles, por ejemplo. En la zona de estudio si no tienes ninguna preferencia de color, el naranja es un color que estimula el intelecto. Así que piensa si quieres introducir toques de naranja en la habitación de tus niños.

Hablando de muebles, intenta en la medida de lo posible encontrar muebles versátiles que se adapten al crecimiento de tu hijo y puedan evolucionar con él. En el mercado hay escritorios capaces de crecer en altura, camas con accesorios para asegurar a tu pequeño en el cambio de cama a cuna, etc. Todo esto hará que no tengamos que cambiar de habitación en muchos años.

Otra de las claves para conseguir esto último es basar la decoración de la habitación en los accesorios y no en los muebles más grandes. Nos explicamos: el truco es escoger unos muebles animados pero de diseño atemporal, ni demasiado infantiles, ni demasiado adultos. Con esto los muebles siempre serán apropiados para los gustos de tus hijos.

Pero estos gustos cambian mucho conforme tus pequeños crecen, y para que sientan que la habitación va cambiando con ellos nosotros cambiaremos los accesorios que completan la decoración. Esta remodelación es mucho más sencilla y, sobre todo, mucho más económica.

Si buscas muebles y accesorios para este espacio, Ikea puede ayudarte a encontrar todo lo que necesitas. Si quieres más información sobre habitaciones infantiles, en I-Decoracao.com encontrarás completa información sobre estas zonas de la casa en portugués.

Compártelo en tu red social: