Escoger un buen canapé para colchones

Escoger un buen canapé para colchones

Si es importante adquirir un buen colchón para nuestro dormitorio, elegir una base adecuada para este mueble es igual de significativo. Algunas personas se decantan por somieres, bases tapizadas, o tal vez un resistente canapé que nos aporte comodidad y eficiencia al mismo tiempo. No obstante, y sobre este último, en el mercado encontramos también varios tipos de canapés, desde los fijos y articulados hasta los de elevación motorizada o abatibles.

¿Cuál de ellos escoger? Muy sencillo. Si necesitas contar con más espacio en tu habitación y disponer de una organización optima, lo más aconsejable es elegir un canapé abatible, muy eficaz para almacenar ropas de cama, prendas de vestir fuera de temporada, objetos de uso no frecuente. En fin, un mueble excelente para gozar de una comodidad sinigual y una estructura idónea para contribuir al orden y la organización de nuestro espacio.

¿Cómo elegir entonces un buen canapé abatible para colchones? Aquí podrás conocer todo lo necesario para acotar tu búsqueda.

La estructura: cualidad básica

De nada sirve contar con un flamante canapé de marca reconocida si no es capaz de aportarnos una estructura sólida y resistente. Incluso aunque posea un magnífico revestimiento de piel o se muestre lo suficientemente cómodo, nuestro primer criterio a la hora de elegir estos muebles debe ser la estructura. Si el canapé elegido presenta un fondo robusto y capaz de soportar una gran cantidad de peso, ese es el indicado. La estructura interior de estos muebles deberá estar reforzada para evitar deformaciones, mientras que en el exterior, lo más sensato es decantarse por modelos fabricados con acero, maderas resistentes o aglomerados.

Busca un mueble práctico

Si ya tenemos a la vista un canapé resistente y duradero, necesitamos preguntarnos a continuación si es fácil de abrir y cerrar. Esta es una característica básica de los canapés abatibles, y por tal razón, nuestra búsqueda debe centrarse en un modelo cuya apertura no suponga un esfuerzo extra cada vez que deseamos almacenar o extraer objetos de su interior. Para estar seguros con nuestra elección, lo más recomendable es elegir un sistema de pistones de gas o de apertura hidráulica, que además de ser silenciosos y resistentes, nos proveen un fácil acceso. Al mismo tiempo, ten en cuenta que la apertura podrá realizarse desde el costado del mueble o desde sus extremos. Valora primero el espacio con que cuentas en la habitación.

Igualmente es bueno pensar en el espacio y en la organización. Los canapés nos ofrecen siempre metros extra para guardar cosas, pero si quieres una organización perfecta de todas las cosas que guardes debajo de ella, ¿qué te parece apostar por un canapé con cajones? Éste es un buen ejemplo de canapé con cajones, para que veas lo que es y las opciones que puede ofrecerte. Además, lo puedes comprar a un buen precio en oferta, por si te animas. Funcionalidad, orden, organización y ahorro. Eso es todo lo que te ofrece este canapé con cajones.

El modelo de la imagen superior es el del ejemplo que te pongo, con los cajones en el frontal del canapé. Pero hay más modelos de canapés con cajones, con estos en los laterales, por ejemplo.

Atento al tamaño

Una buena práctica a la hora de acudir al mercado en busca de un canapé abatible, es llevar con nosotros las medidas exactas de nuestro colchón. Esto nos permitirá elegir un mueble adecuado para nuestro colchón, desde los infantiles o individuales hasta los matrimoniales. Al mismo tiempo, debes conocer que no todos los colchones son compatibles con un canapé, por lo que, si posees un colchón de látex, la única alternativa posible es decantarse por un somier de láminas para facilitar la correcta ventilación. En cambio, y si posees un típico colchón de muelles o un colchón de espuma, los canapés abatibles se vuelven la solución ideal.

Detalles finales

No menos importante que el resto de las cuestiones descritas, a la hora de elegir un buen canapé abatible deberás tener presente también la seguridad y la estabilidad del mueble. Un canapé abatible que se muestra ligero y se mueve con facilidad, no es una decisión acertada. En otras palabras, busca un modelo que pese lo suficiente y que posea una base antideslizante para evitar que el colchón se desplace como nos dicen aquí. Algunos canapés incorporan además una varilla de sujeción para evitar cualquier movimiento cuando accedemos al interior del mueble. Por último, no te olvides de consultar la garantía del producto (mínimo dos años), y las certificaciones de calidad que pueda poseer.

Compártelo en tu red social: